Azvi investiga los efectos del cambio climático en las infraestructuras de transporte en un proyecto de ámbito europeo

Azvi_SIRMAEl grupo de investigadores de Azvi, dirigido por Domingo Pérez Mira, junto con entidades de Portugal, Reino Unido, Irlanda, Francia y España, estudian la puesta en marcha de una plataforma sólida para la anticipación, gestión y mitigación de los riesgos ambientales en las redes de infraestructuras viarias y ferroviarias del Espacio Atlántico dentro del proyecto SIRMA (Strengthening Infrastructure Risk Management in the Atlantic Area).

SIRMA se inició en abril de 2019, con un presupuesto de 2 millones de euros del programa INTERREG Espacio Atlántico, y su finalización está prevista para marzo de 2022. Su objeto es mejorar significativamente la resiliencia de estas infraestructuras, en particular frente a los efectos relacionados con el cambio climático.

Las infraestructuras de transporte desempeñan una función esencial para el desarrollo socioeconómico de Europa, ya que la mayor parte del transporte de personas y mercancías en esta zona se realiza por ferrocarril y carretera. Sin embargo, el rendimiento de esas infraestructuras se ve afectado directamente por los fenómenos naturales extremos y los fuertes procesos de corrosión que resultan de la proximidad del Océano Atlántico, lo que somete a esas infraestructuras a una gran diversidad de riesgos.

Dado que los riesgos climáticos no reconocen fronteras, y debido a la gran heterogeneidad de las infraestructuras de cada país, es necesario establecer una cooperación transnacional y la creación de una estructura de trabajo común para la intervención y la toma de decisiones.

Los investigadores utilizarán una metodología sistemática de prevención y gestión basada en los riesgos, desarrollando un proceso en tiempo real para vigilar el estado de las infraestructuras de transporte. También se pretende reforzar la interoperabilidad de los sistemas de información en el Espacio Atlántico, teniendo en cuenta la normalización de los datos y las especificidades de cada país. A este respecto, cabe mencionar los ferrocarriles del sur de Europa que, en vista del aumento de las temperaturas, se producirán más casos de dilatación en sus raíles y, por consiguiente, más dificultad en el mantenimiento y disponibilidad del servicio, lo que aumentará los costos directos e indirectos. El ferrocarril en Irlanda, por ejemplo, ha sufrido muchas inundaciones, amenazando la seguridad estructural de los puentes. Además, la presencia de rutas en la proximidad marítima es un problema grave, debido al aumento progresivo del nivel del agua de mar.

El resultado a largo plazo de este proyecto consistirá en la reducción del riesgo de efectos climáticos extremos en las infraestructuras de transporte, especialmente en casos de inundaciones e incendios. Otros proyectos que anteriormente han tratado este tema se han centrado en el desarrollo de aplicaciones específicas para carreteras, ferrocarriles, puentes o túneles, con una eficiencia limitada, es decir, no son aplicables a fallos a gran escala. Cobra importancia que hasta ahora estas aplicaciones no se han probado con sistemas de monitorización de infraestructuras, lo que sí se llevará a cabo en SIRMA.

El proyecto cuenta con la colaboración académica de las Universidades del Miño, Dublín, Vigo, Nantes, Surrey y Birmingham. En el sector privado, los socios implicados son AZVI, SAU, Irish Rail e Infraestruturas de Portugal, SA.

Más información sobre este proyecto en: https://sirma-project.eu/