Azvi concluye con éxito el lanzamiento de los arcos del puente Zezelj en Serbia

La  maniobra de empuje del arco mayor puede compararse a desplazar la Torre Eiffel.

Destaca entre los puentes mixtos ferrocarril con mayor vano en el mundo.

El trayecto ferroviario que cubre el puente fue parte del trayecto del Orient Express.

Azvi ha terminado con éxito los trabajos de lanzamiento de los dos arcos que componen el puente Zezelj y su anclaje definitivo en la pila ubicada en el centro del río Danubio -el más caudaloso y segundo en longitud de Europa- a su paso por la ciudad serbia de Novi Sad.

El puente Zezelj de Novi Sad fue uno de los siete puentes destruidos durante los bombardeos del actual territorio serbio que se produjeron durante la guerra en la antigua Yugoslavia. El nuevo puente se ha ejecutado en la misma posición que el puente bombardeado en 1999 y con el mismo aspecto externo, aprovechando la cimentación de la pila central afectada.

El puente Zezelj es un puente mixto para ferrocarril y carretera, de 474 m de longitud total y 31,8 m de ancho útil, que dará servicio además a dos vías para bicicletas y peatones. Los dos arcos que componen esta singular infraestructura se caracterizan por ser de los de mayor longitud de su tipología en Europa (puente de doble arco con tablero mixto suspendido, para tráfico mixto de ferrocarril y vehículos rodados) y unos de los de mayor envergadura y peso en ser lanzados empleando esta tecnología. De esta tipología (doble arco con tablero suspendido), destaca entre los que tiene mayor vano en el mundo.

La maniobra de empuje del arco mayor (220 m y 6.500 toneladas más 400 toneladas de pontona) puede compararse a intentar desplazar la Torre Eiffel. Es más, el peso total de la estructura metálica del puente (11.300 toneladas) supera en 4.000 toneladas el peso de la Torre Eiffel (7.300 toneladas).

Cada arco ha sido construido en una orilla y lanzado hasta apoyar en la pila central ubicada en mitad del río. El arco más pequeño tiene 180 m de longitud, 32 m de altura y 4.700 t de peso, y, el mayor, 220 m de longitud, 42 m de altura y 6.500 t de peso. La estructura metálica de ambos arcos ha sido reforzada para poder adecuarse a los elevados esfuerzos que deben soportar durante las distintas fases del lanzamiento, la cual contempla cinco diferentes sistemas estructurales que permiten su correcta adaptación a las diferentes posiciones y apoyos durante la maniobra. Este refuerzo interno ha sido complementado con varias columnas temporales externas, que asisten de forma decisiva en la transmisión de esfuerzos y reacciones durante la maniobra y que serán desmontadas una vez se concluya la misma.

Los trabajos de lanzamiento del primer arco, el más pequeño ubicado en la orilla de Petrovadarin, comenzaron a finales de agosto con su elevación por gateo una altura de 1,6 m con el objeto de disponer de espacio suficiente para introducir los elementos de deslizamiento bajo el mismo. Una vez instalados estos dispositivos de lanzamiento, el arco fue deslizado en tierra 60 m hasta tener una longitud suficiente en voladizo sobre el río Danubio que permitiera colocar una pontona bajo el mismo.

Tras la instalación de la pontona y la transferencia de cargas a la misma, se navegó durante 120 m hasta alcanzar la posición de la pila central del puente. Una vez alcanzada la pila central, el arco fue descendido hasta ocupar su posición definitiva sobre la misma y sobre la pila ubicada en la orilla derecha.

A mediados del mes de septiembre se iniciaron los trabajos para realizar el lanzamiento del segundo arco, concluyendo con éxito el día 20 de octubre. Con el mayor de los dos arcos, tanto en longitud como en altura, se ha seguido el mismo proceso que con el primer arco. Primero ser llevó a cabo su elevación por gateo una altura de 1,3 m con el objeto de disponer de espacio suficiente para introducir los elementos de deslizamiento bajo el mismo y para poder retirar las estructuras auxiliares ubicadas en la orilla del río Danubio empleadas durante la construcción del arco. Una vez instalados estos dispositivos de lanzamiento, el arco fue deslizado en tierra 32 m hasta tener una longitud suficiente en voladizo sobre el río Danubio que permitiera colocar una pontona bajo el mismo. Tras la instalación de la pontona y la transferencia de cargas a la misma, se navegó durante  155 m hasta alcanzar la posición de la pila central del puente.

Este importante hito en la ejecución del proyecto de construcción del puente Zezelj sobre el Danubio, a su paso por la ciudad serbia de Novi Sad, acerca un poco más su puesta en servicio, la cual es crucial para el desarrollo del tráfico rodado de la propia ciudad de Novi Sad y del tráfico ferroviario de viajeros y mercancías de la línea Belgrado-Novi Sad-Subotica-frontera con Hungría, en su conexión con Budapest y con el sur de la península balcánica.

 

Azvi-Zezelj-Serbia